¡Alto a la represión en Cuba! ¡Las vidas negras importan!

¡Alto a la represión en Cuba! ¡Las vidas negras importan!

Demandamos una investigación independiente para esclarecer la muerte de Hansel Hernández Galiano a manos de la policía cubana.

El 25 de junio fue muerto en Guanabacoa por la Policía Nacional Revolucionaria, el joven negro Hansel Hernández Galiano, el Ministerio del Interior en una escueta nota señala que: “sorprendieron infraganti a un ciudadano que había robado piezas y accesorios de un paradero de ómnibus, quien se dio a la fuga cuando trataron de identificarlo”. Para la policía cubana la muerte de Hansel Hernández es la muerte de un “delincuente común”, pero esta versión está siendo disputada a lo interno de Cuba.

La muerte de este joven negro a las manos de la policía cubana, se ha transformado en una pequeña grieta más en el malestar que se va sumando en la sociedad cubana. Cada vez más se pueden demostraciones de malestar, descontento e intentos de movilización independiente del pueblo cubano. Aunque cada intento es duramente reprimido por la seguridad y la policía cubana.

La muerte de Hansel Hernández no se da en cualquier contexto, sino en el momento que el movimiento Black Lives Matter conmueve profundamente la sociedad estadounidense, poniendo en tela de juicio la brutalidad policial, el racismo sistémico y el genocidio “legalizado” contra la juventud negra.

Pero las movilizaciones antiracistas no han ocurrido solamente en Estados Unidos, a todo lo largo del globo centenares de miles se han movilizado contra el racismo y la herencia del pasado colonial y esclavista.

En Cuba este es un tema sensible, las transformaciones revolucionarias de los años sesenta no lograron erradicar el racismo, el estalinismo cubano no sólo fue burocrático, sino que su élite siguió siendo blanca. Luego con la restauración del capitalismo el racismo profundizó la desigualdad social.

La muerte de Hansel Hernández podría haber sido un detonante de varios malestares que se vienen acumulando en Cuba. Sabiendo esto, el gobierno de Miguel Díaz-Canel ha actuado preventivamente con una ola de represión, el martes 30 de junio estaba fijada una movilización independiente exigiendo justicia y transparencia en relación con asesinato de Hansel Hernández y la libertad a los presos políticos.

Desde temprano hubo una oleada de detenciones arbitrarias, a las 6:15 am fue detenida la artista Tania Bruguera y su paradero fue desconocido hasta la tarde del martes, como ella, varios activistas más fueron detenidos.

Asimismo, el martes por la mañana la periodista independiente Mónica Baró Sánchez denunció en su perfil personal que: “el periodista Abraham Jiménez Enoa, la profesora Anamely Ramos González, la artista visual Camila Lobón y la periodista y feminista Marta María Ramírez se encuentran sin acceso a datos. Esto demuestra, una vez más, la falta de independencia de la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.”. La movida técnica de ETECSA era claramente un intento de cortar las comunicaciones para evitar la movilización del 30 de junio.

Desde el Partido de los Trabajadores condenamos el “gatillo fácil” de la policía, no importa si ocurre en Minneapolis o en Guanabacoa, bajo el gobierno de Trump o el de Díaz-Canel. Las políticas de “gatillo fácil” y de criminalización de la juventud negra son parte de las políticas de racismo sistémico de las sociedades capitalistas.

Llamamos al movimiento social y a las organizaciones políticas de izquierda y democráticas en Costa Rica y el mundo a demandarle al gobierno cubano una investigación independiente y creíble sobre los hechos en Guanabacoa y el cese de la represión contra periodistas y activistas independientes en Cuba.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.