Exijamos la vacunación de las mujeres en periodo de lactancia

Exijamos la vacunación de las mujeres en periodo de lactancia

Por: Laura Morúa

Desde el mes de enero, se incluyó la posibilidad de vacunar a mujeres en periodo de lactancia que se encontraban dentro del grupo 1 de prioridad para la vacunación; este grupo se refiere al personal que se encuentra en la primera línea de atención de la pandemia; es decir, personal de salud y otros; siempre y cuando se firmara un consentimiento informado.

El día jueves 27 de mayo, me llamaron de la Clínica Moreno Cañas para indicarme que debía presentarme el viernes 28 de mayo a las 12:00 md, con el fin de ser vacunada contra el virus SARS-COV 2, noticia que me llenó de gran expectativa y alegría.

Al presentarme, la enfermera pregunta si alguna está en periodo de lactancia, levanto mi mano, toma mi carnet y cédula; y procede a realizar la consulta a otra enferma encargada de la vacunación. Luego regresa, y me indica que por ese motivo no me podía vacunar, que debía esperar.

Le pregunto, que si puedo firmar un consentimiento informado a fin de recibir la vacuna; y me indica que van a preguntar, posteriormente me informan que sólo a mujeres del grupo 1 pueden vacunar, y le refuto que fue la Clínica quién me convocó, y que la lactancia no podría ser una justificación para no vacunarme.

Luego me indicaron que debía ir a la Jefatura de Enfermería, quien me indica lo mismo que sus compañeras, que no podía vacunarme porque a nivel de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) no se había actualizado el “Manual de Procedimientos para la ejecución de vacunación contra COVID-19 en los establecimientos de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social”; en el cual se indicara que se podía vacunar a mujeres en periodo de lactancia de los otros grupos de prioridad.

Insistí en que me dieran la posibilidad de firmar el consentimiento informado, lo que una y otra vez se me negó. Después de dos horas y media de estar de un lugar a otro, intentando hacer entrar en razón al menos a 1 enfermera; totalmente desmoralizada y agotada, le pregunto si me daban la posibilidad de firmar el consentimiento informado indicando que renunciaba a la lactancia; me indicó que en ese caso si me podían facilitar el consentimiento informado.

Y fue de esta manera totalmente arbitraria e ilegal, que logré ser vacunada con mi primera dosis.

En medio de la crisis, seguimos siendo las más afectadas

La crisis sanitaria, humanitaria y política que vivíamos por los principios individualistas y explotadores del sistema capitalista, se profundizaron con la pandemia COVID-19. No sólo por el virus SARs-COV 2, sino principalmente por la forma en que Gobiernos y empresarios han administrado la pandemia, utilizando la premisa de priorizar las ganancias por sobre las vidas humanas.

Ante ese panorama mundial, el sistema de salud liderado por la CCSS logró dar inicio de vacunación, desde diciembre del año anterior; todo esto pese a los constantes intentos de la clase política, por desmantelar y desaparecer el seguro social.

Pero aun en medio de esta conquista, las mujeres llevemos la peor parte y los temas relacionados con nuestra salud no son abordados una prioridad. Esto es lo que explica que a pesar de que desde el 28 de abril, mediante el oficio MS-CNVE-321-2021, se le informó al Presidente Ejecutivo de la CCSS que tanto la vacuna Astra Zeneca como la Pfizer podrían ser utilizadas en mujeres en periodo de lactancia materna, hasta el día de hoy, las personas funcionarias de la CCSS siguen negando este derecho. En dicho oficio se indica que:

“En la sesión extraordinaria XIX-2021 de 27 de abril del año en curso, los señores miembros de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología acordaron informar que la vacuna de Astra Zeneca puede ser utilizada en mujeres en periodo de lactancia materna, al igual que la vacuna de Pfizer; ambas vacunas se pueden utilizar en mujeres en periodo de lactancia materna”

Las mujeres no deberíamos de tener que elegir entre la lactancia y la vacuna, cuando está medicamente comprobado que no tiene implicaciones sobre nuestra salud ni la de nuestros hijos e hijas.

Por eso, ante los continuos atropellos que las mujeres venimos denunciando en las distintas Clínicas de salud, exigimos a las autoridades de la CCSS y al Ministerio de Salud que actualicen el Manual de procedimientos e instruyan al personal para aplicar la vacuna a las madres en periodo de lactancia.

No Comments

Post A Comment