Patricia Mora conforma Consejo Asesor de Mujeres enemigas de la clase trabajadora

Patricia Mora conforma Consejo Asesor de Mujeres enemigas de la clase trabajadora

Este martes 28 de abril el gobierno presentó la propuesta de la conformación de un Consejo de Mujeres “para proponer soluciones desde una visión social, económica y productiva” ante la crisis del coronavirus.

Según palabras de la vicepresidenta Epsy Campbell, un grupo de mujeres trabajará junto al Gobierno de la República en la generación de acciones y en la identificación de soluciones efectivas, con el fin de mitigar los efectos económicos y sociales causados por la pandemia mundial por el COVID-19.

Este Consejo será coordinado por la vicepresidenta Epsy Campbell y la Ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, donde no participa ninguna trabajadora, ni activista del movimiento de mujeres o sindical y se conforma tan solo dos semana después de que el INAMU fuera cuestionado por el traslado de más de ₡4 mil millones que estaban destinados en el año 2020 a varios proyectos de construcción, para ser reasignados al Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) para solventar las necesidades de la emergencia nacional provocada por la pandemia del Coronavirus y que se traduciría en un cierre técnico de la institución.

Ver:http://socialismohoy.com/inamu-acuerda-desfinanciar-proyectos-y-se-encontraria-ante-un-posible-cierre-tecnico/

Luego de que esta denuncia saliera a la luz pública y de la presión realizada por la seccional del sindicato y las organizaciones de mujeres, la Junta Directiva del INAMU se vio forzada a retroceder con el acuerdo, trasladando solo 1.200 millones, según la recomendación que había realizado la Dirección Administrativa.

El gobierno presenta esta nueva propuesta de un Consejo de Mujeres, priorizándolo por encima de la organización de mesas de trabajo con el movimiento de mujeres que estaba siendo crítico del manejo del presupuesto del INAMU.

Esta no es la primera vez que el Gobierno intenta organizar un equipo de trabajo de personas expertas, ya lo hizo anteriormente en el 2018 al crear la Comisión de Notables que analizaría las Reformas del Estado, donde había incorporado también a Abril Gordienko y Silvia Castro. En ese momento José María Villalta del Frente Amplio decía que era una comisión con los mismos integrantes, para legitimar la misma agenda que ya conocemos” y que esa era una “figura desfasada” opuesta a la participación ciudadana. Sin embargo, es Patricia Mora del Frente Amplio, quien viene ahora a proponer espacios similares.

Aunque miles de mujeres han sido afectadas por el desempleo, la pobreza y el hambre en el último periodo, trabajadoras domésticas, obreras, campesinas o mujeres que requieren de las pensiones alimenticias que no las están percibiendo, será un grupo de “expertas” quienes darán la última palabra. Con esta medida el gobierno demuestra su carácter de clase, donde responde y se alía con los intereses empresariales, como lo ha hecho durante toda esta crisis sanitaria.

Los intereses detrás de este Consejo de mujeres

El Gobierno de la República presentó una biografía detallada de casi todas las mujeres que incorporó en este Consejo, sin embargo queremos exponer algunos elementos no dichos en la Conferencia de Prensa de los sectores a los que han venido representando algunas de estas mujeres:

Astrid Fischel, empresaria de las familias más poderosas de este país. En el año 1992 recibe el galardón a “Empresaria del año” por la Federación de Mujeres Empresarias.  Su familia es dueña de la Corporación Fischel donde ocupó la presidencia en el periodo 1991-1997. En los años 1994 y 1995 fue vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Costa Rica.

Fue vicepresidenta de la República por el PUSC en la administración de Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), el gobierno contra el cual luchamos por su intento de privatizar las telecomunicaciones con su “Combo ICE”.

Fue Ministra de Educación en el gobierno de Abel Pacheco, y se vio obligada a renunciar en el 2003 por su enfrentamiento con los sindicatos de Educación que sostuvieron una huelga en los meses de mayo y junio en defensa de los salarios, las pensiones y el presupuesto para los comedores escolares.

Silvia Castro, es vicepresidenta de la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (Amcham) y miembro de la Comisión de Educación de la Unión de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP).

La AmCham agrupa 370 empresas de 90 sectores de la economía y ha jugado un rol importante en el apoyo a los gobiernos en todas sus políticas privatizadoras y entreguistas, por ejemplo con el TLC con los Estados Unidos.

Recientemente la AmCham presentó una propuesta al gobierno para iniciar la reapertura de los sectores que han estado detenidos por la pandemia de COVID-19. Proponen aprovechar la crisis para hacer reformas estructurales al Estado y al Empleo Público, además de crear una comisión fiscal que se enfoque en buscar recursos que permitan administrar la deuda, subsidiar con préstamos a los sectores afectados y darle nuevos incentivos fiscales a las empresas que contraten colaboradores o reactiven sus contratos de trabajo.

Abril Gordienko, fue candidata a la Vicepresidencia por el Movimiento Libertario. En su carta de aceptación de la vicepresidencia argumentó que la motivaba “la coherencia entre el discurso y la acción” del partido, que luego fue condenado por más de 400 millones de colones de estafa. Es el Partido que ha abanderado de forma más radical y sin tapujos la propuesta de minimizar el Estado, privatizarlo todo y erradicar lo público que tanta falta hace en momentos como este.

Vanessa de Paul Castro, ex-diputada por el PUSC en el periodo 1998-2002. Es presidenta de la Cámara de Infocomunicación y Tecnología y miembro del Consejo de UCCAEP.  La UCCAEP representa la principal voz de los empresarios en la opinión pública, y hace incidencia directa en el gobierno y la Asamblea Legislativa en contra de las personas trabajadoras y los movimientos sociales. Su programa político de deslegitimación y odio contra el empleo público, los sindicatos, los derechos laborales, ha tenido gran influencia en los medios de comunicación y el gobierno. En este período de COVID han logrado avanzar en todas sus propuestas flexibilizadoras de las relaciones laborales, y eliminar aportes de las empresas al Estado y a la CCSS, garantizando así que el costo de la crisis se pase a las y los trabajadores manteniendo intacta las ganancias empresariales.

Sofía Guillén, es economista y militante del Partido Frente Amplio. Se colocó como figura pública en la pasada huelga contra el Combo Fiscal, por sus elaboraciones en materia fiscal, con una política de concertación con el gobierno. Ese papel de figura pública se lo dieron sindicatos como APSE, los mismos que en el pasado fueron incluso a huelga para sacar a Astrid Fischel como ministra, que es con quien ahora Sofía se sienta en la misma mesa. Con la participación en el Consejo de mujeres, da continuidad a la política que ha tenido su partido, de apoyo a las medidas del gobierno del PAC del que forman parte. No es casual que en la presentación de las integrantes del Consejo, Patricia Mora, solo le dedicó una escueta línea al Currículum de Sofía, escondiendo su apoyo a la más grande huelga del movimiento sindical en contra del Plan Fiscal de este gobierno, que es el trabajo por el cual la mayoría de personas la conoce.

A ellas se les suman María Eugenia Venegas, Marysela Zamora, Montserrat Ruiz, Margareth Simpson, Faustina Torres, Ilka Treminio e Ineke Geesink.

No es posible la unidad con quienes han desmantelado los servicios que hoy necesitamos

El hecho de que mujeres de distintos partidos políticos se unan en búsqueda de soluciones en medio de una crisis, crea la ilusión de que es posible la unión de las mujeres por encima de sus intereses de clase y esto es falso, porque nos mantenemos irremediablemente divididas, especialmente en momentos como este, donde no es cierto que estamos todas y todos en el mismo barco.

Mientras hay miles de mujeres sufriendo del hambre y la pobreza, hay otras votando proyectos que permiten los despidos y sentándose en la misma mesa con las empresas que pone en riesgo la vida de la clase trabajadora. Por eso, aunque todas compartimos nuestra condición como oprimidas, cada una lo hace desde la experiencia de clase a la que pertenece.

Mujeres como Epsy Campbell que coordinará el Consejo de Mujeres utilizando un discurso de defensa de derechos, es también la encargada de organizar los operativos anti migrantes en las zonas fronterizas. A su llegada al gobierno, Campbell fue nombrada como canciller, sin embargo se vio forzada a renunciar luego de una serie de nombramientos discrecionales en la Cancillería.  Al frente de este Consejo de Mujeres están figuras con un carácter proempresarial y corrupto.

El papel del Frente Amplio en esta crisis ha sido especialmente revelador. No solo se ha colocado del lado de los empresarios para apoyar y votar la ley que permitió la reducción de jornada y la cesación de contratos en el sector privado, sino que ahora se coloca al frente de la organización de un sector de mujeres representantes del sector empresarial para llevar propuestas al gobierno. Patricia Mora intentó escudarse diciendo que este Consejo de Mujeres estaba conformado por un sector diverso, cuando en realidad lo que prevalece son los sectores empresariales, enemigas de los sindicatos y movimientos sociales, con reconocida trayectoria en el desmantelamiento del Estado y los Servicios públicos que tanto se necesitan para atender la pandemia.

Las trabajadoras al frente

Queremos a las mujeres tomando decisiones, asumiendo puestos de liderazgos, definiendo el rumbo de este país y opinando sobre las soluciones ante temas tan críticos como los efectos de la pandemia, que nos colocan en condición vulnerable ante el recargo de las tareas domésticas, de cuido y la violencia doméstica. Pero no queremos cualquier representación ni siendo parte de mesas con el gobierno y los empresarios. Queremos que el gobierno escuche a las mujeres elegidas por las organizaciones de la clase trabajadora como son los sindicatos, las organizaciones campesinas, las mujeres organizadas en las comunidades, las trabajadoras domésticas, las mujeres migrantes. Ellas, que son las que están viviendo lo peor de esta crisis, deben ser escuchadas. Pero no para ir a  ponerle enfoque de género a las políticas capitalistas, precarizadoras, antisindicalistas, privatizadoras y antipopulares. Desde el PT no queremos cogobernar con los empresarios, en eso nos diferenciamos del Frente Amplio, pero sí denunciamos que mientras este gobierno ha recibido con puertas anchas a la UCCAEP, ha ninguneado a los sindicatos y las organizaciones del movimiento social que son las únicas con legitimidad para representar los intereses de la mayoría y hacer exigencias desde los intereses de la clase trabajadora. Patricia Mora al frente del INAMU y como buena representante de este gobierno ha hecho lo mismo con el movimiento de mujeres.

Pero tampoco nos hacemos ilusiones, por más que nos escuchen, nuestras propuestas no serán implementadas desde la concertación, porque nuestros intereses son irreconciliables. Sólo con medidas de presión desde las organizaciones de base se logrará defender y arrebatar derechos para nuestra gente en un gobierno capitalista.

Para que las trabajadoras y las mujeres que son las más afectadas por esta crisis y otras que vendrán, puedan definir el rumbo del país, solo tenemos un camino:  liderando junto a sus compañeros un gobierno de la clase trabajadora.

Fuentes: https://www.nacion.com/el-pais/politica/estos-son-los-notables-que-eligio-carlos-alvarado/S2AHRG3XCND57HNTQIC4AJX2OQ/story/

https://www.elmundo.cr/costa-rica/villalta-sobre-la-comision-de-notables-una-iniciativa-que-nace-moribunda/

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.