sindicato Tag

 

IMG 0641

Desde el Partido de los Trabajadores hemos venido diciendo que es fundamental que la clase trabajadora del sector privado organicemos sindicatos. Hemos dicho en reiteradas ocasiones que la única forma de luchar: por mejores salarios, para defender nuestras vacaciones, por el pago de horas extra, mejores condiciones de trabajo, y en general para defender nuestros intereses como trabajadores, es mediante la creación de sindicatos.


Sin embargo, desde el Partido de los Trabajadores tenemos claro que no es mera coincidencia que los trabajadores del sector privado no tengamos sindicatos. Por un lado existe una fuerte campaña ideológica de parte de los medios de comunicación y el gobierno haciéndonos creer que los sindicatos lo que generan es atraso en el crecimiento económico, pero lo que impide centralmente la constitución hoy de sindicatos es la persecución que existe de parte de la patronal.

SAM 3130Desde el 2011 venimos impulsando la tendencia RESCATE-ANEP, planteándonos la lucha por democratizar el sindicato y recuperarlo para la lucha de los trabajadores. Recientemente participamos de las segundas elecciones en dos años, lo cual ya de por sí es un gran logró en un sindicato que por más de dos décadas no tuvo a lo interno ningún grupo de oposición que participara de las elecciones.


Esta elección se dio en condiciones muy difíciles por las maniobras de la Comisión Electoral que gestó todas las condiciones para favorecer la tendencia oficialista; en todo el  proceso el aparato del sindicato se puso a funcionar para garantizar la reelección de Albino Vargas, no obstante lo casi 300 votos obtenidos reflejan que es real el fenómeno de oposición en ANEP aunque de momento se exprese de forma minoritaria en las elecciones. En las elecciones la TR logró obtener el 21% de los votos emitidos, mientras que Vargas apenas pudo garantizar 1057 votos de los más de 3000 afiliados que asistieron a la asamblea.

 

  • Gobierno impulsa congelar salarios públicos y privados pese a alza en el costo de vida


info1Durante los últimos días tanto el sector público como privado pusieron sobre la mesa de negociación sus propuestas de aumento salarial.

Por un lado el gobierno, en acuerdo con el sector privado en el Consejo Nacional de Salarios aprobó apenas un 2.4% de aumento en los salarios mínimos. Este decir apenas 2400 colones más por cada 100 mil colones.

Este aumento no solo resulta ridículo e insuficiente ante el costo de la vida, sino que deja por fuera a un 50% de los trabajadores que están por debajo o un poco por arriba del salario mínimo fijado legalmente.

 

mayorga

Socialismo Hoy conversó con Alvaro Mayorga, dirigente sindical de la Municipalidad de San José, quien fue destituido recientemente de la junta directiva de la ANEP por decisión de Albino Vargas.




¿Cuál es hoy la situación de los trabajadores de la MSJ?


Es una situación de incertidumbre, principalmente porque la máxima representación sindical a nivel municipal, que es la Seccional de la ANEP, está siendo manejado por compañeros que tienen muy poca capacidad y visión sobre lo que significa la defensa de los derechos de los trabajadores.


La administración contantemente está atacando a los trabajadores, y lo hace principalmente a través del ataque de la convención colectiva. En la institución ahorita no hay un sindicato representativo que se identifique plenamente con los trabajadores, en defender sus derechos, ni siquiera defiende los problemas más cotidianos y sencillos tales como persecución sindical, laboral o cualquier arremetida de la patronal.


Hoy la ANEP, dirigida por Albino Vargas, ¿qué política tiene para defender los derechos de los trabajadores municipales?


Absolutamente ninguna, él tiene sus políticas para defender sus intereses, no solo en la municipalidad sino en las instituciones donde hay afiliados, claramente la intención de don Albino es crearse una figura política seguramente porque tiene aspiraciones políticas, porque claramente se ve en lo que dice a la prensa o ataques que hace contra otras dirigencias sindicales que no le interesa en lo más mínimo la clase obrera, que lo que le interesa de ella, es la cotización, y con ello congraciarse con el gobierno.