Las Universidades Públicas en su peor encrucijada en años: ¡a luchar en las calles contra los recortes!

Las Universidades Públicas en su peor encrucijada en años: ¡a luchar en las calles contra los recortes!

El gobierno de Rodrigo Cháves, con los recortes propuestos en la negociación del FEES, pretende asestar el golpe más fuerte de los últimos años a la Educación Pública del país. Y sí, nos referimos no solo a las Universidades Públicas, sino al conjunto de las instituciones que forman parte del sistema de educación pública costarricense (primaria, secundaria, técnica y universitaria). 

Desde el Partido de los Trabajadores, declaramos una oposición absoluta a las pretensiones del gobierno, y afirmamos que, antes que recortes presupuestarios, para solucionar los problemas de toda la educación pública, se debe eliminar la regla fiscal, la ley marco de empleo público y aumentar el presupuesto hasta un mínimo del 8% del PIB. 

Las mentiras del gobierno

El principal argumento usado por el gobierno, que la Ministra de Educación Müller repite como si de un argumento «científico» se tratara, se cae por su propio peso. No es cierto que mantener o acrecentar el presupuesto de las U Públicas implique necesariamente perjudicar a la primaria y secundaria públicas del país. El deterioro de las escuelas y colegios del MEP, en los últimos dos años, se debe principalmente a la aplicación de la regla fiscal, lo cual ha significado que cientos de miles de millones de colones se hayan dejado de invertir en infraestructura y en contratos de nuevo personal. Esto sumado al desfinanciamiento histórico y la inflación, son las principales razones de los problemas de infraestructura y de sobrecarga en personas docentes que padecen hoy en día las escuelas y colegios del país. 

Pero el gobierno, en su pretensión por perjudicar a las U Públicas, omite intencionalmente mencionar estas realidades. Y esto porque, como ya ha salido a la luz pública, se ha demostrado que detrás de los intentos de estos recortes, está la intención de beneficiar los negocios privados de la educación universitaria. Para darse cuenta de esto, basta con observar que la ministra Muller tiene relaciones familiares muy cercanas (sobrina, prima, etc.) con la élite empresarial que controla las universidades privadas. 

Otra de las mentiras del gobierno para defender estos recortes es que, supuestamente, tienen la intención de quitar privilegios a la élite universitaria de salarios multimillonarios y, de esa manera, liberar fondos para más becas, cupos, carreras, etc. Esto es totalmente falso. Porque, al menos en la UCR, quienes tienen salarios de 5 millones o más son apenas el 1% del total de la planilla, lo cual significa que, si se recortan esos salarios, lo que queda liberado es sumamente insuficiente para invertir más en becas, en sedes y recintos regionales, etc. 

A quienes realmente van a afectar estos recortes es a la comunidad estudiantil universitaria, del cual el 67% proviene de familias que por primera vez acceden a la educación superior. Y esto porque, como ya han anunciado las mismas universidades, los recortes implicarán el cierre de sedes y recintos regionales, de carreras, de programas de investigación y acción social, reducción de cupos, de becas, etc.

Por otro lado, el gobierno argumenta que, para que más estudiantes de colegios públicos lleguen a las U Públicas, es necesario fortalecer las escuelas y colegios públicos. En eso estamos de acuerdo. Pero, la solución propuesta por el gobierno para fundamentar ese fortalecimiento es… ¡perjudicar a las U Públicas! 

Aquí parece haber un grave fallo en el razonamiento lógico del gobierno. ¿Cómo podrían entrar más estudiantes de colegios públicos a las U Públicas si éstas tendrían que cerrar o recortar sedes y recintos, carreras, cupos y becas? Es increíble que un argumento así sea presentado como una razón con peso científico… aquí, en realidad, hay solamente dos opciones: o no se dan de sus propios errores, o quieren vernos las «caras de tontxs». 

Una solución socialista al deterioro de la Educación Pública en Costa Rica

Desde el PT, tenemos la convicción de que un aumento del presupuesto para la educación pública en general (que alcance un mínimo del 8%), es no solamente necesario, sino, también, posible. El gobierno dice que «no hay plata», pero es falso. Tal y como hemos venido denunciando desde hace años, el gobierno paga cientos de millones de colones por hora por concepto de deuda pública (a banqueros privados locales y a organizaciones financieras internacionales), lo cual se ve provocado porque, desde hace más de una década, el gran empresariado no paga impuestos en el país (vía evasión y elusión fiscales), lo cual ha dejado en peligro las arcas públicas. 

Es así que, de cara a la situación, desde el PT defendemos que, para aumentar el presupuesto de la Educación Pública, es necesario dejar de pagar la deuda pública a acreedores privados internos y externos y cobrarle impuestos a los ricos.

La lucha no puede ser solo de las U Públicas

Hoy en día, lamentablemente, las U Públicas están políticamente aisladas, sin alianzas con otros movimientos sociales para defenderse de los ataques del gobierno. Esto sucede, principalmente, porque quienes nos dirigían políticamente en los años anteriores (rectorías, gobiernos estudiantiles, etc.) decidieron no apoyar las luchas del pueblo trabajador. 

Es por eso que, en esta coyuntura, debemos hacer un gran esfuerzo por reconstruir esos lazos de solidaridad con los movimientos sociales del país. Este esfuerzo debe acercarnos al movimiento estudiantil de secundaria, a las nuevas organizaciones sindicales que la clase trabajadora del sector privado ha creado, a las nuevas colectivas de mujeres que han protagonizado la lucha contra el machismo en el país, entre otros. 

¡A las calles! 

Hacemos un llamado a las comunidades universitarias, al movimiento estudiantil de secundaria, a sindicatos del sector público y privado, a colectivas de mujeres, a grupos comunitarios, y al conjunto de los movimientos sociales del país a que se pronuncien en contra de este severo golpe a la Educación Pública y a que se sumen este martes 16 de agosto a la marcha hacia Casa Presidencial que han convocado las U Públicas. Está lucha no la ganaremos en mesas de negociación donde siempre «tenemos la de perder», sino en las calles mostrando el masivo apoyo popular que tienen las U Públicas y la Educación Pública en general. 

¡NO A LOS RECORTES A LAS U PÚBLICAS!

¡POR UN CRECIMIENTO DEL PRESUPUESTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA! 

¡POR LA UNIDAD ENTRE LAS ESCUELAS, COLEGIOS Y UNIVERSIDADES PÚBLICAS!

¡POR LA UNIDAD OBRERO-ESTUDIANTIL!

No Comments

Post A Comment