No hay Capitalismo sin Corrupción

No hay Capitalismo sin Corrupción

En los últimos meses el país se ha visto sacudido por dos grandes escándalos de corrupción el llamado caso Cochinilla y más recientemente el caso Diamante, ambos involucrando grandes empresas constructoras nacionales. Esto ha llevado a que la corrupción se convierta en la principal preocupación de las personas según la última encuesta del CIEP.

El vínculo de las empresas constructoras con la corrupción no es nuevo en América Latina, en los últimos años se han destapado importantes escándalos vinculados con empresas constructoras en países como Brasil, Argentina, Perú y Colombia. En Costa Rica la corrupción no es un asunto nuevo tampoco, toda la vida ha habido varios escándalos de corrupción, y solo en los último 20 años se han destapado por lo menos 8 importantes casos de corrupción.

Ahora en la campaña electoral todos los partidos prometen que van a luchar por eliminar la corrupción, sin embargo, ninguno dice la verdad: no existe capitalismo sin corrupción. Esto los sabemos todos los trabajadores de forma más o menos intuitiva, es por eso que no es de extrañar escuchar frases como “todos roban” o “todos los políticos son corruptos” es esa sabia intuición popular que en el fondo expresa la verdad más elemental que solo el Partido de los Trabajadores dice: solo acabando con el capitalismo es posible acabar con la corrupción.

El capitalismo es un sistema intrínsicamente corrupto

Cuando hablamos de corrupción normalmente entendemos al robo al Estado, es decir cuando las personas se enriquecen a partir del robo de lo público, que normalmente aparece bajo la forma de pago de dádivas a funcionarios para que estos garanticen negocios a grandes empresarios. El problema es que resulta contradictorio que se quiera perseguir el robo cuando el propio surgimiento del capitalismo y se hizo bajo el despojo a otros. Los primeros capitalistas para lograr acumular sus grandes fortunas lo hicieron a base del despojo de la tierra de los campesinos, convirtiéndolos en asalariados con leyes represivas y sanguinarias. No cabe detenernos a explicar todo el proceso acá, pero podemos sintetizar diciendo que los grandes capitalistas no surgieron con el esfuerzo de su trabajo como nos quieren hacer creer, sino que como demostró Marx, “en la historia real (de la acumulación capitalista) desempeñan un gran papel la conquista, el esclavizamiento, el robo y el asesinato.”[i]

El robo es la forma en la que cotidianamente se enriquecen los empresarios. La clase trabajadora recibe un salario, a cambio del cual trabaja una determinada cantidad de horas. Pero durante su jornada de trabajo produce una cantidad de riqueza mucho mayor a la que recibe a cambio de su salario. Es decir que la mayor parte del trabajo que realiza lo hace de gratis para el patrono, o más concretamente este le roba el fruto de su trabajo. La mayoría de las personas asumimos esto como normal, y lo justificamos con un montón de ideas como que los patronos son los que ponen los medios de producción (aunque los paguen con la misma riqueza que produce la clase trabajadora), que ellos asumen el riesgo, o cualquier otra cosa. Así como se justificaba la esclavitud antes, hoy se justifica la explotación salarial, pero eso no cambia la realidad de que la base del capitalismo es el robo de la fuerza de trabajo.

Cabe señalar que justamente la esclavitud fue fundamental para la acumulación capitalistas, y aún hoy la juega un rol muy importante para la economía capitalista. Hoy existen en el mundo más de 25 millones de personas que viven en condiciones de esclavitud, eso es 5 veces la población de Costa Rica. La mayoría de estas personas (4 de cada 5) trabajan en labores sumamente importantes como la agricultura, la pesca, la construcción, la manufactura, la minería, los servicios y el trabajo doméstico. Hoy existen en el mundo más esclavos de los que nunca han existido en cualquier otro período de la historia y juegan un rol en la economía mundial.[ii]

Otra forma de robo legalizada a nivel mundial es el saqueo imperialista. Los medios de comunicación y los partidos políticos de los grandes empresarios continuamente nos intentan convencer que hablar del imperialismo es cosa del pasado que eso ya no existe. Sin embargo, continuamente vemos como las grandes empresas transnacionales se benefician de todas las leyes que aprueba la asamblea legislativa. Los tratados de libre les garantizaron a las empresas imperialistas exportar e importar sus productos sin pagar nada de impuestos, las zonas francas les permiten a estas empresas producir sin pagar un solo colón de impuestos, todo esto es un robo legalizado a las finanzas públicas. Las concesiones de los muelles, aeropuertos, autopistas, revisión técnica, etc., son negocios redondos, que no tienen riesgo y que generan grandes ganancias que podrían ser del Estado y utilizarse ese dinero para las necesidades del pueblo. Sin embargo, las concesiones hacen que todo este dinero termine en las arcas de los empresarios extranjeros, es un verdadero saqueo a la riqueza de nuestro país.

Cuando roban los ricos no es igual a cuando roban los pobres

Cuando es un pobre el que roba se le llama robo, en cambio, cuando son los ricos los que roban se le llama corrupción. Esta diferencia no radica únicamente en los nombres que se le pone, se manifiesta en las mismas leyes y en la persecución que le da el Estado. Esta es una realidad palpable, todos sabemos que las cárceles están llenas de personas pobres, y que los ricos casi nunca van a la cárcel y cuando lo hacen es por muy poco tiempo.

Por ejemplo, lo que nosotros le llamamos comúnmente corrupción, en el código penal se conoce como “cohecho” y está penado con 3 a 8 años de cárcel. Este es el delito que se comete por ejemplo por recibir una dádiva para otorgar una concesión de obra pública a una empresa constructora.

Por otro lado, el robo agravado, que sería por ejemplo si alguien rompe un techo y se mete a un supermercado y roba una bolsa de arroz, está penado con 5 a 15 años de cárcel.

Estos no son ejemplos hipotéticos, el expresidente Calderón, acusado de recibir casi medio millón de dólares (hoy alrededor de 284 millones de colones) para garantizar un préstamo del Estado con Finlandia fue condenado a 3 años de cárcel en el 2011.[iii] Mientras tanto, en el 2013 un joven fue condenado a 3.5 años de cárcel por robar de una pulpería 7 picaritas que tendrían un valor a lo sumo de 10,500 colones ($16).[iv]

¿Todos los políticos son corruptos?

Muchas personas opinan que el ser humano es malo o corrupto por naturaleza, o que el poder corrompe, y de ahí sacan la conclusión de que todos los políticos son corruptos o ladrones.

El ser humano no tiene una naturaleza propia, no es ni bueno ni malo por naturaleza, los principios o valores que acepta como correctos o necesarios son los que le impone la sociedad. Así como antes se aceptaba que los reyes podían disponer de sus súbditos porque eran reyes por voluntad de Dios, o como antes se aceptaba como correcto el esclavismo, porque esos eran los valores en ese momento, eso era “lo correcto”. Hoy nada de eso nos parece correcto o aceptable, porque la sociedad ha cambiado, y así cambian los valores de las personas.

Como veíamos antes, el capitalismo es un sistema corrupto, que se basa en el robo que hacen unos cuantos, una clase minoritaria dueña de los medios de producción sobre la mayoría, la clase trabajadora a quien le roban el fruto de su trabajo. Los propios capitalistas deben competir entre sí y hundir al otro para poder sobrevivir. Esta lógica propia del capitalismo impone una “moral” sobre las personas, es la moral del vale todo, de la supervivencia del más fuerte, de hundir y despojar al prójimo para uno enriquecerse.

Pero esta lógica del capitalismo también lleva a que el Estado en su conjunto esté al servicio de garantizar la explotación de la clase trabajadora. Ya veíamos el ejemplo de las leyes que castigan el robo, pero no es solo eso, es todo el sistema que está hecho para beneficiar a los ricos y los grandes empresarios y para empobrecer y explotar a la clase trabajadora. Es por esto que en las elecciones cuando muchas personas no votan porque piensan: “de por sí quede quien quede todo va a seguir igual” ¡tienen razón! El Estado y sus gobiernos solo van a servir para garantizar los intereses de los grandes empresarios, es SU Estado, y por esto es lógico que lo utilicen para enriquecerse por todos los medios, tanto los legales como los ilegales.

Entonces podemos decir que en un cierto sentido es verdad que la gran mayoría de los políticos y sus partidos son corruptos, o por lo menos están por defender un sistema que es corrupto por naturaleza. ¿En qué se diferencia el Partido de los Trabajadores entonces? En que somos un partido revolucionario. Esto no solo quiere decir que somos un partido que queremos cambios muy grandes o muy profundos, principalmente quiere decir que somos un partido que está para acabar con este sistema, queremos acabar con el capitalismo y esto solo será posible con una revolución social. Por ejemplo, los diputados que llegue a tener el PT no estarán para ser los más “eficientes”, o los que consigan que se aprueben más leyes. Nuestros diputados estarán para socavar el sistema desde adentro, para demostrar que la corrupción es propia de este sistema capitalista, que el gobierno es el administrador del Estado para los grandes empresarios y la Asamblea Legislativa solo gobierna para ellos. Vamos a demostrar que este sistema no sirve y vamos a utilizar las curules para apoyar e impulsar la lucha y movilización del pueblo, ese será el rol de los diputados del PT.

Es por eso que ningún otro partido político va a decir la verdad sobre la corrupción, ningún otro partido va a decir que no hay forma de acabar con la corrupción dentro del capitalismo, ni nada de lo que hemos planteado aquí. Porque a diferencia del PT todos ellos defienden este sistema, nosotros queremos acabar con él.

Pero en la Unión Soviética también había corrupción

Cuando explicamos que no es el ser humano que es corrupto por naturaleza, sino que es el capitalismo que corrompe a las personas, muchos compañeros y compañeras atinadamente nos dicen “ahh pero la Unión Soviética y Cuba también eran muy corruptas” o incluso otros nos dicen “vean hoy Nicaragua, Cuba o Venezuela están repletos de corrupción” y tienen razón en la parte de la corrupción.

Lo primero que tenemos que entender es que hoy no existe ningún país socialista, se podrán autoproclamar socialistas, pero realmente son capitalistas, son dirigidos por partidos que defienden los intereses de grandes empresarios y todo el Estado está en función de garantizar la riqueza de estos grandes empresarios.

En segundo lugar, los países donde en su momento se expropió a la burguesía, es decir a los grandes empresarios y terratenientes, como en Cuba o la Unión Soviética, lamentablemente la clase obrera tampoco tuvo el poder político, o lo perdió en menos de diez años como fue el caso de la Unión Soviética. Si bien es verdad que la expropiación de la burguesía y una economía planificada permitieron increíbles avances a nivel industrial, tecnológico, de salud y cultura, quienes ejercían el poder político, quienes controlaban el Estado no era la clase trabajadora, sino una casta privilegiada, una burocracia que obtenía grandes privilegios del control estatal. En este sentido esta burocracia (el Estalinismo), eran agentes de la burguesía dentro del proletariado, tanto fue así que esta misma casta fue la que terminó restaurando el capitalismo en Cuba, China y la Unión Soviética.

Esta condición de casta privilegiada, y el despojo del poder político de la clase trabajadora abrió paso a grandes privilegios muchos de los cuales eran garantizados mediante la corrupción. Es por esto que la principal medida para combatir la corrupción es el propio control de la clase trabajadora sobre los medios de producción. No basta con expropiar a la burguesía, son los propios trabajadores los que deben gobernar, controlar las fábricas y las instituciones estatales para poder combatir la corrupción.

Propuestas socialistas para enfrentar la corrupción

Desde el Partido de los Trabajadores tenemos dos propuestas que creemos que son indispensables, sin las cuales no importa lo que se haga será imposible acabar con la corrupción.

La primera es la fiscalización y control de los trabajadores. Debemos ser los trabajadores los que gobernemos directamente quienes tengamos control sobre las instituciones públicas. Esto significa que no es suficiente con que tengamos derecho a votar y elegir mandatarios cada cuatro años. Lo más importante es que tengamos derecho a ser directamente los trabajadores que laboramos en las instituciones y los que las usamos los que decidamos que se hace y cómo se hacen las cosas. Solo así vamos a poder evitar todos los casos de corrupción.

Los demás partidos intentan convencernos que se requiere transparencia e información, pero esto no es suficiente, los trabajadores debemos tener poder de decisión y esto significa también tiempo para ejercerlo. Por ejemplo, en la construcción de una carretera de un cantón, deben ser los propios trabajadores de la municipalidad, junto con los del cantón los que decidan como se va a construir esa carretera, esto significa tener tiempo para conocer las propuestas, para discutirlas y para tomar decisiones en asambleas democráticas. Solo con un verdadero gobierno de los trabajadores podremos acabar con la corrupción.

La segunda propuesta esencial es la posibilidad de remover todos los puestos de elección popular. No es suficiente con poder votar un presidente, diputados, alcaldes y regidores. En primer lugar, es necesario que podamos elegir muchos más cargos, como los ministros y directores de instituciones públicas. Pero además es necesario que los podamos quitar en cualquier momento, solo así vamos a poder tener a todos las personas que son electas bajo un escrutinio permanente y removerlas cuando ya no creamos que sirven para lo que el pueblo necesita.

Por último, es necesario tomar una serie de medidas urgentes que no tienen que ver con evitar la corrupción, sino con acabar con la corrupción que hoy se encuentra institucionalizada. Por eso creemos que es necesario:

Derogar la ley de concesión de obra pública, que solo sirve para que las empresas constructoras se enriquezcan con la obra estatal.

Renacionalizar las obras que fueron concesionadas, como las autopistas, muelles y aeropuertos, esto es un robo descarado al Estado, ya que construyen obras y luego pagamos cientos de veces su valor.

Expropiar de las empresas ligadas a la corrupción. No basta con castigar a los corruptos, es necesario quitarles toda su fortuna y recuperar esa riqueza para ponerla al servicio de las necesidades del pueblo.

Expropiar los bienes de los dueños de las empresas ligadas a la corrupción. No es suficiente con expropiar a las empresas, la gran mayoría de la riqueza generada es luego convertida directa o indirectamente (por medio de sociedades) en patrimonio de los dueños de las empresas.

Acabar con las “Alianzas público privadas”, estas solo sirven para legalizar el robo de la riqueza estatal por las empresas privadas.

La única salida es una revolución

Como vimos anteriormente la lógica del capitalismo lleva a la corrupción, y el Estado sirve para defender los intereses de los grandes empresarios. Las propuestas que colocamos para acabar con la corrupción nos las vamos a conseguir votando, nunca vamos a convencer a los diputados de los grandes empresarios en sacrificar a su “gallinita de huevos de oro” la corrupción.

Estas medias solo las vamos a poder conseguir mediante la movilización y la lucha, y para conseguir mantener esas conquistas va a ser necesario que los trabajadores conquistemos el poder político. Solo así vamos a poder acabar con esa lógica depredadora del capitalismo e instaurar una nueva lógica, la de bien común, donde la riqueza que producimos sea para lo que necesitamos todo el pueblo y no para enriquecer a unos cuantos.

Este camino no es fácil, pero es el único camino, el otro es agachar la cabeza, aceptar la corrupción, el robo descarado de los grandes empresarios y dejar que nos condenen a la clase trabajadora y a nuestra decendencia a seguir soportando vidas miserables mientras ellos se enriquecen cada vez más.

Es por esto que hacemos un llamado a toda la clase trabajadora a votar por el PT y a sumarse a nuestras filas para luchar todos los días por acabar con este sistema capitalista, para luchar por una revolución socialista que le de vuelta a todo y ponga a la clase trabajadora, a quienes producimos todo a gobernar y por fin ser los dueños de nuestro destino.

Principales Casos de Corrupción en los últimos 20 años.

Caso Año Monto[v]
(millones de $)
Partícipes
Diamante[vi]202111MECO, los alcaldes: Johnny Araya (San José), Humberto Soto (Alajuela),
Mario Redondo (Cartago), Arnoldo Barahona (Escazú), Alfredo Córdoba (San Carlos) y Alfredo Córdoba (Osa)
Cochinilla[vii]2021135HSOLIS, MECO y CONAVI
Sobresueldos Ministros[viii]20170.33  Ministros y viceministros (8) del gobierno del Luis Guillermo Solis (PAC)
Cementazo[ix] [x]201740Juan Carlos Bolaños (empresario), Celso Gamboa (Magistrado), Paola Mora (presidenta BCR),
Welmer Ramos (Ministro de Economía, actual candidato del PAC), Mariano Figueres (Director de la DIS),
Sergio Alfaro (Ministro de Presidencia), Mario Barrenechea (Gerente BCR), Víctor Morales Zapata (Diputado),
Otto Guevara (Exdiputado y actual candidato a diputado por PUL)
Trocha201245Gobierno Laura Chinchilla, 35 empresas
Estafas TSE20101 (PAC), 0.8 (ML)Partido Acción Ciudadana, Movimiento Libertario
ICE – ALCATEL[xi]2004149Miguel Ángel Rodríguez (ex presidente PUSC), José María Figueres Olsen
(ex presidente y actual candidato por el PLN)
CCSS – Fischel[xii]2001135Rafael Ángel Calderón Fournier (ex presidente PUSC), Walter Reiche Fischel (empresario),
Eliseo Vargas García (ex presidente CCSS), CCSS Gerardo Bolaños Alpízar (ex directivo CCSS)

[i] C. Marx, EL CAPITAL, Capitulo XXIV, La llamada acumulación originaria

[ii] https://50forfreedom.org/es/esclavitud-moderna/

[iii] https://www.elmundo.cr/costa-rica/rafael-angel-calderon-fournier-me-mezclaron-dentro-del-delito-de-otros/

[iv] https://www.nacion.com/sucesos/judiciales/robo-de-7-picaritas-manda-a-joven-3-anos-y-medio-a-carcel/TE7AXIDR6NDZZHOFE2WWDARVNY/story/

[v] Los montos son calculados según el tipo de cambio promedio anual del Dólar con el Colon del año en que sucedieron los hechos.

[vi] https://www.crhoy.com/nacionales/meco-se-embolso-mas-%E2%82%A16-500-millones-desde-2019-en-contratos-con-municipios-ligados-al-caso-diamante/

[vii] https://www.nacion.com/el-pais/politica/expediente-del-caso-cochinilla-todo-lo-que-sabemos/XNZ4RFNWWVEKJN2BYTYE2ATLEU/story/

[viii] https://www.ameliarueda.com/nota/gobierno-reconoce-enorme-confusion-normativa-pagar-incentivos-salariales

[ix] https://www.crhoy.com/nacionales/fiscalia-sospecha-que-36-millones-del-cementazo-regresaron-en-46-transacciones/

[x] https://semanariouniversidad.com/pais/los-personajes-del-cementazo-entre-desdichados-e-ilesos/

[xi] http://www.derechos.org/nizkor/costa_rica/doc/figueres2.html

[xii] https://www.nacion.com/el-pais/estado-reclama-135-millones-por-danos-en-caso-ccss-fischel/L3XBC4GITFAW7G2QUT7FN73XSU/story/

No Comments

Post A Comment