Costa Rica Tag

OAS e Infinito pretenden pago por obras no realizadas y destrucción del ambiente Gobierno pagará $129 millones por demandas bajo acuerdos de libre comercio

El pasado mes la empresa Infinito Gold llevó a cabo su amenaza y terminó por demandar a Costa Rica ante el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Disputas entre Inversionista Extranjero y Estado) por el exorbitante monto de $94 millones, que según ellos comprende a la inversión realizada en Crucitas desde 1993 más el pago intereses y costos legales.

infinito
Esta empresa fundamenta la demanda aduciendo que existen una serie de violaciones al Acuerdo entre el Gobierno de Canadá y el Gobierno de Costa Rica para la Promoción y Protección de Inversiones. Solo en gastos del arbitraje el país invertirá $2 millones por año y de no asistir al arbitraje el país se enfrenta a una sanción de $500 millones.

mi-cuerpoPor el derecho a decidir


En materia de derechos de reproductivos, sigue privando la doble moral a nivel social que afecta directamente los derechos de las mujeres. Quienes se oponen al aborto argumentan tener una posición “pro vida”, pero no se refieren nunca a las miles de mujeres que ponen en riesgo su vida al aplicarse abortos en condiciones inseguras.

 

IMG 0641

Desde el Partido de los Trabajadores hemos venido diciendo que es fundamental que la clase trabajadora del sector privado organicemos sindicatos. Hemos dicho en reiteradas ocasiones que la única forma de luchar: por mejores salarios, para defender nuestras vacaciones, por el pago de horas extra, mejores condiciones de trabajo, y en general para defender nuestros intereses como trabajadores, es mediante la creación de sindicatos.


Sin embargo, desde el Partido de los Trabajadores tenemos claro que no es mera coincidencia que los trabajadores del sector privado no tengamos sindicatos. Por un lado existe una fuerte campaña ideológica de parte de los medios de comunicación y el gobierno haciéndonos creer que los sindicatos lo que generan es atraso en el crecimiento económico, pero lo que impide centralmente la constitución hoy de sindicatos es la persecución que existe de parte de la patronal.

  • Para  recuperar nuestra soberanía y avanzar hacia una economía  planificada y al servicio de los trabajadores.

 

pag6aLos TLCs y demás acuerdos de quita de aranceles de la OMC y de  protección de inversiones extranjeras que los gobiernos empresarios nos han impuesto, han ampliado y perpetuado  exoneraciones fiscales  para los grandes capitales ubicados  en nuestro país.


Luego de 30 años se ha  consolidado en el país un modelo de desarrollo económico en donde se cobran nulos impuestos de renta, importación y exportación  a las transnacionales,  se les subsidia la  infraestructura educativa y de generación eléctrica, se les garantiza la máxima protección legal del estado y de tribunales internacionales superiores a este  y se les permite mantener un régimen de violación y negación derechos laborales, bajos salarios y altos ritmos de explotación hacia  la clase trabajadora.   

 

Recientemente trascendió en la gran prensa nacional la denuncia y la intervención de la Oficina de Migración y del Ministerio de Trabajo de Costa Rica, en relación a las condiciones de trabajo esclavo de cientos de obreros agrícolas nicaragüenses en una plantación de naranja de la zona fronteriza norte costarricense. Este hecho – que hayan sido la propia Migración y el Ministerio de Trabajo quienes hicieran esta denuncia - debería dar vergüenza propia al movimiento sindical y a toda esa pléyade de organismos de derechos humanos y ONGs que pululan en Costa Rica. En este país trabajan cientos de miles de obreros agrícolas nicaragüenses y sus deplorables condiciones de trabajo y de vida, la super explotación empresarial a la que son sometidos, nunca han sido por cierto ningún secreto para esas entidades estatales que por el contrario, siempre han perseguido y con saña a los trabajadores nicaragüenses y siempre han tolerado los descomunales abusos y atropellos laborales contra este sector obrero.

El episodio de la Narco-Avioneta es el mayor ejemplo del grado de corrupción, cinismo e ineficiencia que ha alcanzado el gobierno de Chinchilla. Este caso deja al desnudo el carácter de este gobierno, que al defender los intereses del imperialismo y de la oligarquía de este país en todos los terrenos, está llevando al país a una enorme crisis.

Este gobierno no tiene ninguna legitimidad para gobernar: sus funcionarios utilizan su lugar en estado para beneficio personal, no tienen ningún reparo en juntarse con lo más podrido del narco-empresariado, y han llevado la corrupción en este país a un nivel francamente intolerable. Mientras tanto, han liderado una brutal ofensiva contra la clase trabajadora y las conquistas sociales, que sigue empujando a la miseria a miles de familias trabajadoras.